lunes, 10 de enero de 2011

Eso de que un pez se enamore de un ave, no rifa.

Podría empezar escribiendo las canciones que te dedicaría, justo la que estoy escuchando ahora. "The Crystal Ship" de los Doors -existe la traducción si quieres buscarla-. O empezar diciendo que nos volveremos a ver y aunque me dejes de gustar tú y yo algún día tendremos sexo.

Quizás lo mejor sea decirte como te recuerdo y qué es lo que más me duele de que te hayas ido. A lo mejor ni siquiera te interese saber de estas cosas y prefieras saber lo que tus amigos me decían como: lo indiferente y lo poca cosa que yo era para ti, aunque me hicieras creer lo contrario.

Tal vez quieras que te diga las veces que me hiciste sentir utilizada vilmente, que sólo tenías interés en mi por cosas materiales y que realmente lo que algún día llame amistad nunca existió.

Mejor te contaré los lindos recuerdos; que alguna vez acepte que me enamore y que un amigo tuyo también me dijo "Eso de que un pez se enamore de un ave no rifa".

Es más, te contaré todo lo que me hiciste reír, todo lo que me hiciste llorar o las veces que me hice la indiferente, las veces que sonreía al pensarte, o de lo que pensaba cada que te decía. ¡Nada, olvidalo!

Probablemente, sea mejor empezar todo diciendo que el día que te fuiste estaba triste y aburrida así que se me hizo fácil tragarme los mecos de uno de tus amigos.

Incluso, puede que sea mas sano contarte las veces que interprete y reinterprete tus comentarios para tener la estúpida idea de que te gustaba un poco, o la vez que me hiciste enojar por que con tu actitud lograste que no le hablara al otro chico que me gustaba. Y que reí demasiado cuando el viento te dio en la madre.

Posiblemente, es mejor que no te cuente nada, que sepas que ahora eres una vaga idea, que no recuerdo como empezó esto y que el final es cada vez más borroso; que te quise desde el principio que te creí en tantas ocasiones; que si me vuelves a ver estaré otra vez a tus pies, como casi siempre involuntaria y pendejamente he estado.

Pero lo que realmente me interesa que sepas es que te sigo pensando, me duele saber que no será lo mismo sin ti; que no te volveré a buscar ni como amiga ni como nada, que si tu me buscas nunca te haré una grosería, si necesitas algo te lo daré; pero no me gusta saberte cerca y que no me pases a visitar.

Y que a pesar de todo lo que me has hecho reír, llorar y pensar espero que alguna vez haya sido recíproco. Que de una buena vez sepas que te quiero y te extraño, por esa razón no me quiero seguir haciendo daño. Que quizás te llore un poco más, pero sólo un poco.

3 comentarios:

Kuruni dijo...

Me gustó. No por lo que dice sino porque es como muy personal.

Ahora si está inspirado en alguien, a ese alguien le mando un abrazo.

Karabá dijo...

Simón, está chido...

Per dijo...

Kuruni: Ese alguien ya lo leyó.

Karabá: gracias