jueves, 31 de mayo de 2012

Y sigo aqui...

Dice la gente que todos venimos a este mundo con un propósito... unos dicen que ese propósito es ser felices, otros que es ser "alguien"... no se si dichas cosas sean verdad, pero todos podemos ser felices y todos somos alguien desde el mismito momento de nacer (bueno, mas bien desde antes)

Al principio de mi adolescencia tormentosa (tormentosa en el aspecto de que a veces ni yo me aguantaba) me preguntaba constantemente para que estaba aquí y que rayos iba a ser y estudiar...

El tiempo me ha ido moldeando, no la escuela, no el trabajo, el tiempo y la vida.

Hoy con orgullo puedo decir que no fui a la universidad (quizá algún día lo haga, pero no moriré si no lo hago), también puedo decir que no por eso soy un ser inculto, irrespetuoso y poco pensante, y no me importa que paresca arrogancia, por que mi curiosidad y mi eterna búsqueda me llevo a pasar las horas muertas de la prepa en la biblioteca, saltarme alguna clase y refugiarme ahí, en ese lugar, lejos de los problemas clásicos de esa etapa, cuando la realidad me sobrepasaba y la gente me abrumaba, podía encontrar un lugar de paz entre letras y el olor a libros que tanto me gusta. Recuerdo muchas veces haber corrido hasta sus puertas, entrar, buscar entre los estantes y sentarme en un sillón a leer y perderme un rato, salir y ser yo de nuevo y no la joven que llego corriendo y huyendo de la gente...

Algunas veces me paso que la gente me andaba buscando y no me encontraban por que nunca entraban a la biblioteca, me gusta saberme distinta a muchos y parecida a uno que otro ser  de este mundo, me gusta mirar hacia atrás de cuando en cuando y recordar esa etapa en que no escuchaba consejo alguno, pero a veces encontraba respuestas a mis preguntas o a como me sentia en un libro. Los libros han evitado que me sienta sola o perdida, Los libros son y seran una parte de mi que espero nunca dejar...

No recuerdo bien cuando empecé a escribir con tanto gusto. Alguna vez un amigo me dijo que para que tenia 3 blogs (ahora tengo 4 y participo en este), yo se que no soy constante al escribir y que a veces descuido mis blogs, pero cada uno es una parte de mi, y esas partes de mi no pueden convivir juntas, por eso las separo, para darle a cada cosa su lugar especial. Escribir me hace sentir viva, me hace  feliz, me gusta aunque a veces no tenga el tiempo para hacerlo...

Lo que si recuerdo, es cuando empecé a escribir Ámbar, sentada en un anden del metro de la linea naranja, viendo pasar los trenes y el mar de gente, escuchando la musiquita y esporádicamente algún músico ambulante. Escribí y escribí, era la primera vez que no quería dejar de hacerlo, que no quería ir a casa por que ese era un buen lugar para escribir... y también recuerdo el sentimiento tan feo de vacío cuando perdí el archivo y la libreta donde lo había escrito originalmente... aun faltaba mucho que escribir, aun no estaba terminada (aunque ya tenia el capitulo final jajajaj), pero me dolió mucho y me sigue doliendo... cierto que encontré algunos capítulos que imprimí, pero sentí que encontrarlos fue como encontrar los escombros de tu casa después de un incendio... falta construir de nuevo esa parte de mi vida.

Ciertamente se que que hoy en día tengo varias responsabilidades, y la mas importante de ellas es ser una buena mama para mi hija, tengo la responsabilidad de guiarla en su vida mas no decirle como vivirla, de hacerla una persona pensante, con amor a la vida, evitar a toda costa que la lastimen o le hagan daño, y enseñarle a hacerle frente a las adversidades.

Si alguien me enseño a ser fuerte, es mi familia, en especial mi mama, a no darme por vencida, a enfrentar las cosas que la vida me traiga y disfrutar de sus bondades, Mi hermana me enseño a ser un poco mas alegre y menos seria, mi hermano me enseño a soñar mas y el amor por los museos y libros, mi papa me enseño a sacar el carácter cuando se debe y no solo "por mis.........", mi abue Piedad me enseño a reírme de mis caídas, mi abuelita Silvina me enseño que un algodoncito con crema S de Pond's quita la tierrita de la cara, mi abuelo Ventura me enseño que lo mejor de la vida son los tacos de barbacoa (jajaja) y mi abuelo Juan, aun sin conocerlo, me enseño a amar lo que es parte de mi aunque no este...

Mi mama me contó que mi abuelo Juan, una vez que se inundo su casa por tantisima lluvia, andaba salvando sus libros mientras mi abuelita Piedad salvaba la ropa, sus trastes, la comida...

Mañana es mi cumpleaños. Cumplo 29 años. Disto mucho de la chica de la prepa, pero sigo amando los libros y escribir, amo entrar a las librerías, las ferias del libro en el Zócalo.los títeres de guante, los cuentos infantiles, las historias, las bibliotecas, el olor de los panquecitos recién horneados, el sentarme en el piso del anden del metro, amo escribir, no le hace que no sea buena, amo la lluvia y los arboles, las nubes y hacer café, el olor de la casa de mis papas cuando mi mama hornea y afuera hace frío, amo mi vida con todo y mi diabetes, mi hígado refunfuñon y mi único pero biónico y valioso riñón.

Gracias cuerpo, por resisitir tantos años, gracias vida, por habitar en mi y por la familia que me has dado, gracias, por tus bondades que se traducen en una familia mas grande y un esposo maravilloso...

Y una hija que es mi estrella...
mi luna...
mi diente de león...
mi pequeño corazón....
.. 

4 comentarios:

la chida de la historia dijo...

Gracias por revivir este blog, por compartir con nosotros todo esto y por hacerme sonreír mientras te leía... =)

Por cierto, la nena está hermosa.

¡Felicidades anticipadas!

El Contador Ilustrado dijo...

....

Josie dijo...

Me encanta la manera en la que escribes, y que casualidad, yo cumplí años justo ese día. Felicidades atrasadas :)

Saludos!!
Por cierto, ando buscando autores para uno de mis blogs, quién se apunta?

Luisz dijo...

La Sofi ...